Creemos en la Trinidad de Dios: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo (1 Juan 5.7).
Creemos en Dios el Padre, como el único creador de los cielos y de la tierra, dador de la vida, quien dio a su hijo unigénito Jesucristo, para que todo aquel que en Él crea tenga vida eterna (Juan 3.16).
Creemos que Jesucristo, el Hijo de Dios, es Dios y que Él es el camino, la verdad y la vida. El único mediador a través del cual alcanzamos la salvación y la vida eterna (Juan 14.6).
Creemos que Jesucristo es el Hijo unigénito de Dios, quien murió por nuestros pecados y al tercer día resucitó entre los muertos (Marcos 16.1-20).
Creemos en la presencia viva del Espíritu Santo, el Consolador, quien nos guía a la verdad y nos convence de pecado, de justicia y de juicio (Juan 16.13).
Creemos que la Biblia es la palabra inspirada por Dios, que es lámpara a nuestros pies y lumbrera a nuestro camino (2 Timoteo 3.16, Salmo 119.105). Por lo tanto, en nuestra Iglesia enfatizamos en la exposición de la Palabra de Dios desde el libro de Génesis hasta Apocalipsis, línea sobre línea, precepto tras precepto.
Creemos de acuerdo a la Palabra de Dios, que todos somos pecadores y que estamos destituidos de la gloria de Dios (Romanos 3.23).
Creemos en el perdón de los pecados y en la promesa de la vida eterna a través de nuestra fe en Jesucristo, como nuestro único mediador entre Dios y los hombres (1 Timoteo 2.5).
Creemos que quienes aceptan a Cristo como su Salvador personal tienen que arrepentirse de sus pecados, confesar su fe en Jesucristo y bautizarse en Su nombre, como lo enseñan las Escrituras (Romanos 10.9; Mateo 28.18-20).
Creemos en el ministerio del Espíritu Santo disponible a todo cristiano para capacitarlo a vivir una vida en santidad y temor de Dios. Su poder obra en quienes creen que el Santo Espíritu es Dios para hacer todas las cosas (Hechos 1.8).
Creemos en la institución de la cena del Señor no como una práctica esencial para la salvación sino como el recordatorio de su gran amor por nosotros al dar su vida en la cruz para nuestro rescate (1 Corintios 11.23-34).
Creemos que la iglesia simboliza el cuerpo de Cristo en la tierra y que si camina unida al Padre y al Hijo por el Espíritu puede impactar al mundo para que crea en Jesús, como el enviado de Dios (Juan 17.21).

Creemos en la segunda venida de Cristo, cuando juzgará a vivos y muertos, y reinará para siempre como Rey de reyes y Señor de señores (1 Tesalonicenses 4.13-18).

EN QUE CREEMOS